Punk jondo

Nuestro amigo Juan Carlos Alda ha regalado a Ágora su último libro: PUNK JONDO.

Además nos ha hecho una entrañable dedicatoria.

Esperamos poder presentar pronto su obra en nuestra asociación.

Mientras tanto, ofrecemos uno de sus versos:

CANCIÓN DE LA DESOBEDIENCIA

Desobedecer

es un derecho, un gran placer

y un tácito deber

del humano ser.

Cuando desobedezco

de placer me estremezco.

Contra lo establecido

cometo un desacato:

me sube la libido

mientras doy por el culo

a arbitrarios mandatos.

Con frenesí eyaculo.

Obedecer de modo ciego

es, cuando menos, de borrego.

Desobediencia es el motor del mundo.

Ante la imposición, tu criterio rotundo.

El desobediente

ha de ser prudente:

habrá de conocer el protocolo

y acometerlo como bola a bolos.

Desobedece todo lo que puedas

y el mundo tomará nuevas veredas,

veredas que retoman rasgos humanos

en peligro de extinción.

Desobediencia es un deporte muy sano,

Contamos contigo, haz tu aportación.

Desobediencia es animal esencia

e irreverencia ante la rancia herencia

de esta humanidad en decadencia,

en donde todo grito

se obvia o se silencia

y el pensamiento brilla por su ausencia.

Cerebrutos, cerebrios, cerebritos…

Todo para evitar la convergencia.

El deslumbrante y hueco armazón de la apariencia

recorta el presupuesto de la ciencia;

ralentiza su avance,

nos ancla en este trance.

Las democracias de pastel-de coco

al de abajo le sirven de bien poco.

Se desploma inmaduro

de la rama el futuro.

SOLO

ESPERO

SORPRENDERME.

En el libro podemos leer también una reseña biográfica de Francisco Gasco.

La reproducimos aquí.

FRANCISCO GASCO SANTILLÁN, nacido en Getafe el 11 de marzo de 1921, tornero mecánico empleado en Construcciones Aeronáuticas (CASA), soltero, militante comunista y jefe guerrillero de los Cazadores de Getafe. Fusilado en Madrid el 16 de julio de 1946.

La guerrilla antifranquista en España durante 1944 y 1945 forma parte del contexto europeo, igual que la Resistencia francesa contra Hitler o los Partisanos contra Mussolini en Italia, aunque los Maquis españoles no tenían apoyo de ninguna nación aliada.

Tras combatir en la liberación de París en 1944, unos 4000 guerrilleros españoles entraron en el Valle de Arán y estuvieron allí unos 10 días para tratar de unirse a los aliados destacados en esta zona. Les hicieron caso omiso.

La Unión Nacional y el PCE mandaban a España cuadros guerrilleros como los Cazadores de Ciudad. José Vitini, teniente coronel de las fuerzas francesas del interior en la lucha contra los nazis, cayó detenido en España el 28 de abril de 1945, y poco después fue fusilado. Entonces vino de Francia un nuevo responsable, Cristino García, que también fue detenido y fusilado junto con otros 11 antifascistas el 21 de febrero de 1946. Desde otoño de éste año el nuevo líder de los Cazadores de Ciudad fue Pedro Sanz Prades.

En febrero de 1947 caen todos detenidos, siendo fusilados el 17 de marzo de 1947 en el campo de tiro de Campamento (Madrid) Pedro Sanz Prades, Andrés Núñez Pablo, Fernando Bueno Sabaro, Anacleto Celada García, Antonio Criado Cano y Ángel Blázquez Blázquez.

Desde el comienzo del alzamiento franquista el pueblo de Getafe mostró gran hostilidad hacia los alzados. Un importante número de mandos del ejército republicano así como muchos pilotos para sus aviones, salió de Construcciones Aeronáuticas, y en la posguerra fueron sacados de las cárceles para trabajar en CASA: contribuyeron con la acción de los Caladores de Ciudad, apoyando logísticamente la fabricación clandestina de bombas caseras, usando las instalaciones y los materiales de la Empresa. Con estas bombas se saboteaban vías ferroviarias, estatuas franquistas, locales de Falange. La investigación policial dio con el origen de las bombas, lo que supuso la caída en la fábrica de numerosos militantes comunistas.

En 1945 subía en Getafe como la espuma la militancia en el PCE. José Camacho Muñoz, jefe de Cazadores en CASA, capitán de la Milicia durante la guerra, forjó lentamente un grupo guerrillero.

En febrero de 1946, Gasco asume el mando de los Cazadores de Getafe. El 9 de Abril de 1946, no se presenta en su puesto de trabajo por motivos de salud. Esa mañana, la Político-Social hace una reda

da en la fábrica, en la que son detenidos numerosos trabajadores. Alguno de sus camaradas fue a su domicilio para informarle de lo ocurrido y aconsejarle que se fugase inmediatamente, a lo que él respondió:

-El destino de mis camaradas es mi propio destino.

El Comité de Getafe fue desmantelado, y al día siguiente Francisco Gasco fue detenido cuando se incorporaba en su puesto de trabajo.

Aquel día hubo más detenciones en Getafe.

El 16 de julio de 1946 Francisco Gasco fue fusilado en Madrid a los 25 años de edad.

Acerca de agoragetafe

Asociación cultura y solidaridad
Esta entrada fue publicada en Memoria Histórica, Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s